¿Por qué debemos leer Proverbios?

Mira el video de la lección

Proverbios 1:1-5

“Los proverbios de Salomón, hijo de David, rey de Israel.
Para entender sabiduría y doctrina,
Para conocer razones prudentes,

Para recibir el consejo de prudencia,
Justicia, juicio y equidad;
Para dar sagacidad a los simples,
Y a los jóvenes inteligencia y cordura.
Oirá el sabio, y aumentará el saber,
Y el entendido adquirirá consejo.”

No hay tesoro más grande ni bien tan preciado como la sabiduría. En muchas culturas una persona sabia es realmente considerada como alguien superior y digno de mucho respeto, y en algunos casos, esa sabiduría es buscada con dinero para hallar un consejo prudente. Sobre todo, en los países orientales, una persona sabia es bien apreciada.

Pero muchas veces, muchos de nosotros vivimos en una sociedad donde la sabiduría es despreciada, haciendo de nosotros personas insensatas (v. 7b).

Para comprender el propósito del Libro de Proverbios debemos entender lo que esa misma palabra significa, y en el hebreo, proverbio significa una expresión o idea superior en capacidad mental, una máxima superior en substancia, es decir, un pensamiento que supera a cualquier otro y que brinda mucho contenido sabio o provechoso; y eso es en sí el contenido de este maravilloso libro de la Biblia, un libro que nos da pensamientos superiores a cualquier otro y que pueden bendecir nuestras vidas si aprendemos de él.

Lo primero que Salomón nos dice en este Libro es que el propósito por el que escribió fue para ayudarnos a tener “sabiduría y doctrina” (v. 2a), darnos pensamientos que vienen de la experiencia y que nos ayudaran a ser astutos en los asuntos de la vida, y que esta instrucción (“doctrina”) nos ayudará a evitar consecuencias, nos advierte de castigos al no obedecer o seguir la instrucción.

Muchas personas recomiendan leer un capítulo de Proverbios al día durante toda nuestra vida porque en ese ejercicio aprenderemos a ser sabios, y como el mismo pasaje nos dice, nos da “razones prudentes” (v. 2b) para vivir obrando justamente, pensado correctamente, y actuar con equidad o igualdad recta para todos (v. 3).

La instrucción que se puede recibir de la lectura de la Palabra de Dios nos ayuda a ser sagaces, hasta a los más simples de entendimiento, mientras que a los jóvenes les provee de “inteligencia y cordura” para obrar (v. 4). Nos anima a buscar la sabiduría para que podamos tener una vida que nos lleve a una condición superior, donde nuestra capacidad de discernimiento, basada en la Palabra, pueda proveernos de una vida prospera bajo la guía del buen juicio.

Aún aquellos que son sabios pueden incrementar su sabiduría al aprender de este Libro (v. 5), y con esta profunda explicación podemos comprender por qué Salomón escribió esta Joya de Sabiduría, tenía el propósito de compartirnos de su entendimiento para que podamos vivir sabiamente.

Bien haríamos en indagar diariamente en este Libro de la Palabra de Dios que nos ayudará a vivir con principios prudentes y santos ante las diferentes facetas de nuestro diario vivir. Y agradezcamos a Dios para la inspiración de este gran libro que nos ayuda a vivir de una manera que le agrade a Él y que nos llevará a tener una vida buena y prospera.


Publicado por Ministerio UMCD - Lengua de Señas

Reflexiones Cristianas. Salmos 1:2 "Sino que en la ley de Jehová está su delicia, Y en su ley medita de día y de noche."

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: