“El que espera desespera”

Mira el video de la lección

Proverbios 13:12-13
“La esperanza que se demora es tormento del corazón;
Pero árbol de vida es el deseo cumplido.
El que menosprecia el precepto perecerá por ello;
Mas el que teme el mandamiento será recompensado.”

A nadie le gusta esperar, y menos cuando lo que se espera es algo importante. Para aquellos que tenemos poca paciencia, la espera es un verdadero tormento, porque consume nuestra alma y nos trae mucha angustia cuando tenemos que estar esperando, y a eso es a lo que la frase “el que espera desespera” hace mención.

Varios factores juegan en contra de la espera que afectan emocionalmente a la persona:

  1. El prolongado tiempo de espera. Aunque tal vez no sea mucho en realidad, cuando la falta de paciencia afecta, ese tiempo parece eterno o inalcanzable, lo que afecta mucho.
  2. El aparente tiempo perdido mientras se espera. Los temores de estar perdiendo el tiempo mientras esperamos, nos envuelve en pensamientos que nos hace pensar que posiblemente estamos perdiendo algo diferente y valioso por estar esperando.
  3. La duda de que sucederá. Muchas de las cosas que esperamos son inciertas, especialmente cuando no sabemos la voluntad de Dios para ello, y eso afecta más al alma, porque mientras más se espera, el temor de no obtener lo deseado atormenta la mente.
  4. El temor de estar equivocados a causa de la duda. Como estamos dudando que lo esperado llegue a suceder, la pregunta es si uno se equivocó en la decisión de esperar, o debimos más bien haber buscado algo distinto.
  5. La duda en la palabra de quien esperamos algo. Cuando esperamos en que alguien nos de lo que nos prometió, dudamos en la capacidad de esa persona en cumplirlo.

Todos estos factores afectan mucho la ansiedad, la paciencia, afecta nuestro estado de ánimo, llevándonos a cierto descontrol de nuestro comportamiento. ¿Qué podríamos hacer para no entrar en desesperación?

En primer lugar, debemos aprender a mirar primero a Dios como la fuente de todo lo que recibimos. Todo está bajo la voluntad de Dios, y si hay algo que debemos recibir porque Él lo considera así, entonces sabremos que un día Él lo hará. Todo está bajo la soberanía de Dios, y nada se escapa de Su mano, por tanto, puedo descansar en que Dios mira por mis necesidades (Mt. 6:25-34).

En segundo lugar, debemos aprender a escuchar la guía de Dios, pues Él sabe lo que es mejor para nosotros, y al estar en comunión con Dios, Él nos mostrará en Su Palabra si lo que esperamos es algo que está dentro de Su voluntad, y con ellos podemos confiar en que eso se dará. Dios no solo sabe el futuro, sino que conoce lo mejor para nosotros.

En tercer lugar, debemos vivir con fe. Cuando lo que esperamos está bajo la voluntad de Dios, y Él lo ha expresado así, entonces es la fe lo que nos ayudará a mantener la esperanza viva para seguir esperando, sabiendo que Dios nos ha dicho que lo obtendremos si esperamos.

Y, en cuarto lugar, debemos pedir a Dios que nos ayude a esperar. La paciencia no es algo propio de las personas, sino que es un carácter que se desarrolla en las dificultades, y Dios puede ayudarnos a esperar mientras Él va forjando paciencia en nosotros. Las pruebas son las herramientas para forjar la paciencia, y el Señor por eso muchas veces usa esos tiempos de espera para forjar paciencia, y nos ayuda a esperar por medio del Espíritu Santo.

Lo hermoso de la espera es que, cuando llega el tiempo, y Dios lo considera apropiado, entonces el cumplimiento de ese deseo llena nuestras vidas de gran gozo: “Pero árbol de vida es el deseo cumplido”. Por ello, debemos trabajar con Dios mientras esperamos, escuchemos Su guía, confiemos en Su Palabra, y si Él lo desea, entonces aprendamos a esperar, porque cuando el tiempo se dé, la recompensa de esperar es grandiosa.


Publicado por Ministerio UMCD - Lengua de Señas

Reflexiones Cristianas. Salmos 1:2 "Sino que en la ley de Jehová está su delicia, Y en su ley medita de día y de noche."

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: