Tu Primer Amor

Mira el video de la lección

Todos hemos llegado a enamorarnos en algún momento de nuestra vida. 

Si bien es cierto, las relaciones de noviazgo se deben cultivar, cuidar, y mantener equilibradas con respeto, amor, sinceridad, etc. Llega un momento en el que nosotros damos todo por una relación, y a la otra persona parece no importarle en lo más mínimo. Es ahí cuando nos sentimos devastados y puede que la relación llegue a su fin. Todo viene a destruirse y nuestro corazón queda destrozado.

Necesito sanar mi corazón

Para estar bien necesitamos sanar las heridas que ciertas acciones o palabras groseras dejaron en nuestro corazón; es indispensable  superar el momento de crisis para avanzar. La vida continúa y yo debo continuar con ella.

Y ¿cómo podemos sanar? La única persona que puede sanar nuestro corazón es Jesús, el vino a  la tierra a curarnos y a salvarnos del pecado. Mira lo que dice en la Biblia en Oseas 6:1:

Dios es amor y solo el amor verdadero como el de Dios puede sanar nuestro corazón.

Volver a amar

Como seres humanos siempre estamos buscando la felicidad y pensamos encontrarla en el amor de una persona, como ya mencionamos, las personas pueden fallar.

Una vez superado el despecho amoroso, necesito amar nuevamente a alguien que me corresponda, pero no un “alguien” que se equivoque, necesito ir a lo seguro, porque obviamente no queremos repetir la historia del fracaso emocional.

Como saber ¿quién puede corresponderme? Solo Dios puede corresponder nuestro amor, es más, Él ha estado buscándote siempre. Mira lo que dice en 1 Juan 4:19

«Nosotros le amamos a él, porque él nos amó primero»

Dios te ha hecho su primer amor, ¿por qué no hacer que sea El también nuestro primer amor?

Las personas pueden equivocarse y lastimarte. Pero Dios es perfecto y su amor también lo es, es por eso que solo Dios puede amarme y sanarme. Leamos:

Él es mi primer y único amor porque me escogió para ser su hijo(a) desde antes de la fundación del mundo.

Busca a la única persona que te ama incondicionalmente, ¡Dios!

Publicado por Ministerio UMCD - Lengua de Señas

Reflexiones Cristianas. Salmos 1:2 "Sino que en la ley de Jehová está su delicia, Y en su ley medita de día y de noche."

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: