La academia de la consolación

Haga clic en la imagen para que pueda ver el video de la lección

2 Corintios 1:3-11

“Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de misericordias y Dios de toda consolación, el cual nos consuela en todas nuestras tribulaciones, para que podamos también nosotros consolar a los que están en cualquier tribulación, por medio de la consolación con que nosotros somos consolados por Dios. Porque de la manera que abundan en nosotros las aflicciones de Cristo, así abunda también por el mismo Cristo nuestra consolación. Pero si somos atribulados, es para vuestra consolación y salvación; o si somos consolados, es para vuestra consolación y salvación, la cual se opera en el sufrir las mismas aflicciones que nosotros también padecemos. Y nuestra esperanza respecto de vosotros es firme, pues sabemos que así como sois compañeros en las aflicciones, también lo sois en la consolación. Porque hermanos, no queremos que ignoréis acerca de nuestra tribulación que nos sobrevino en Asia; pues fuimos abrumados sobremanera más allá de nuestras fuerzas, de tal modo que aun perdimos la esperanza de conservar la vida. Pero tuvimos en nosotros mismos sentencia de muerte, para que no confiásemos en nosotros mismos, sino en Dios que resucita a los muertos; el cual nos libró, y nos libra, y en quien esperamos que aún nos librará, de tan gran muerte; cooperando también vosotros a favor nuestro con la oración, para que por muchas personas sean dadas gracias a favor nuestro por el don concedido a nosotros por medio de muchos.”

  1. Pablo inicia bendiciendo o alabando al “Padre de misericordias y Dios de toda consolación” (v. 3) porque comprendía que toda consolación con el que él ha sido consolado vino de Dios, Quien por su misericordia lo alentaba en toda tribulación (v. 4). El apóstol estaba pasando dificultades, pero había recibido consuelo de parte de Dios.
  2. El propósito de la recepción del consuelo dado por Dios era para que utilicemos nuestras experiencias de consuelo como ejemplo y aliento para otros (v. 4b-6).
  3. Nos recuerda que las aflicciones no son pocas, sino muchas, como muchas también las consolaciones (v. 5).
  4. Pablo tenía la confianza de que Dios consolaría a los hermanos de la misma manera con la cual él ha sido consolado (v. 7).
  5. El apóstol les menciona las veces en las que él mismo vio la muerte, pero de toda tribulación él fue consolado y librado por el “Dios de toda consolación” (v. 8, 9).
  6. El autor alienta a los receptores de la carta señalando que el consuelo de Dios ha sido, y será dado, en todo tiempo, aún ante la misma muerta, de la cual nos consuela librándonos de la condenación (v. 10).
  7. También indica que la participación de los santos por medio de la oración ha favorecido en la consolación con la que Pablo fue consolado (v. 11).

La palabra consuelo o consolación en el N.T. da la idea de una persona que está al lado de alguien atribulado y que viene en su ayuda para alentarlo y sostenerlo. Dios es quien viene a nuestra ayuda, Quien se pone a nuestro lado para alentarnos y sostenernos mientras enfrentamos las dificultades.

Las pruebas tienen el propósito de renovar nuestro interior, sacando lo indeseable y forjando un carácter similar al del Señor (Ro. 5:1-5; Stg. 1:3-5; 1 P. 1:6-9). Mientras estemos en esta vida siempre enfrentaremos tribulaciones, eso es parte de vivir en un mundo caído, y Dios permite que lleguen a nuestras vidas esas dificultades para nuestra transformación mientras Él nos ayuda a salir en victoria (Jn. 16:33).

Quien nos consuela en vida es el Espíritu Santo. Fue enviado para que entre muchos ministerios que Él ejerce en nuestras vidas, nos ministre con Su obra de consolación (Jn. 14:16, 26; 15:26).

En medio de las tribulaciones alabemos al Padre de misericordias y Dios de toda consolación”, porque Su obra en nosotros nunca fallará mientras esperemos en Él.

Publicado por Ministerio UMCD - Lengua de Señas

Reflexiones Cristianas. Salmos 1:2 "Sino que en la ley de Jehová está su delicia, Y en su ley medita de día y de noche."

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: