Cinco pilares del carácter

Haga clic en la imagen para que pueda ver el video de la lección

1 Corintios 16:13-14

Velad, estad firmes en la fe; portaos varonilmente, y esforzaos. Todas vuestras cosas sean hechas con amor.”

  1. Pablo estaba por terminar su carta, y en las últimas instrucciones incluye cinco características que un creyente puede añadir a su lista de atributos: Estar en vigilancia espiritual, conservar fidelidad a las enseñanzas de la fe, ser creyentes maduros y valerosos, mantenerse en constante esfuerzo, y manifestar amor en todo lo que hace.
  2. El escritor de la carta deseaba recordar a los hermanos en Corinto que un creyente debe estar en con constante crecimiento y/o transformación de su carácter cristiano. Éstas no son las únicas características que debe considerar, pero si son valiosas en ser analizadas.
  3. Debemos mantener presente que cada creyente debe seguir creciendo a la imagen del Señor, y siempre una exhortación con ese propósito viene bien (2 Ti. 4:2).

“Velad” es la actitud que un soldado tiene para prevenir los embates del enemigo. Como creyentes debemos estar atentos a cualquier posibilidad de que el pecado, el mundo, o satanás quiera destruir la obra que Dios está haciendo en nuestra vida o en la de otros y la iglesia.

“Estad firmes en la fe” es la actitud de mantenerse fiel a las enseñanzas de la Palabra de Dios. El engaño y el error pueden socavar las creencias, y puede dar espacio a las malas enseñanzas. Cada uno de nosotros debemos cuidar el apego doctrinal de lo que recibimos y enseñamos. Un error puede ser muy costoso y hacer mucho daño.

“Portaos varonilmente” es la actitud que cada creyente debe expresar con el deseo de convertirse y mantenerse como un “adulto espiritual” con valor, dispuesto a enfrentar las dificultades sin temor y sin reacciones inapropiadas o infantiles.

“Esforzaos” es la actitud de mantenerse constante en todo comportamiento sabiendo que muchas veces aún puede demandar un gran esfuerzo, con el deseo de seguir creciendo en carácter, servicio, u obediencia mientras se mantiene firme sin desmayar, con el deseo de llegar a una meta más alta al estado presente.

Y las “cosas hechas con amor” es la actitud que motiva al creyente a hacerlo todo con un deseo profundo de agradar y bendecir a Dios y/o al prójimo. Es el motor que mantiene todo lo demás apasionadamente, con ahínco y corazón. Fue el amor el motivador de nuestra salvación, y es el amor el medio que nos lleva a obedecer y servir a Dios y a los demás.

Estos no son todas las características de crecimiento para un creyente, pero sí son unos muy valiosos si los consideramos y ponemos en práctica. La vida cristiana tiene mayor significado cuando anhelamos seguir creciendo y expresando estos atributos, y su significancia vendrá en el testimonio que dejemos en tanto que bendecimos a otros con nuestras acciones.

Publicado por Ministerio UMCD - Lengua de Señas

Reflexiones Cristianas. Salmos 1:2 "Sino que en la ley de Jehová está su delicia, Y en su ley medita de día y de noche."

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: