Dos verdades para vencer el temor


Haz clci sobre la imagen para que puedas ver el video de la publicación.

Juan 10:27-30

Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen, y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano. Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre. Yo y el Padre uno somos.”

  1. Cerca del final del ministerio de Cristo, Él se encontró con un grupo de dirigentes y religiosos judíos que le juzgaban erróneamente por los milagros que había hecho, y en medio de su conversación, ilustra los tipos de personas que existen como respuesta al evangelio, identificándolos como los que son sus “ovejas” y los que no.
  2. En esta ilustración Cristo menciona que lo que caracteriza a sus “ovejas”, es que le oyen, Él las conoce y le siguen; en respuesta a su fe, Cristo les da vida eterna, les promete que no perecerán jamás y que nadie los podrá arrebatar de sus manos.
  3. La primera verdad que te ayudará a no temer es que sí eres hijo de Dios, tú eres una oveja de Cristo, le perteneces, y Él tiene toda la autoridad y derecho sobre tu vida. Esta posición de propiedad de Cristo sobre tu vida proviene del hecho de que antes de la fundación del mundo tú fuiste predestinado para ser hecho hijo de Dios, y desde ese momento tu vida le fue entregada a Cristo. Además de esto, Cristo tiene pleno derecho sobre ti porque Él pago el precio exigido por Dios para redimir tu vida y pasarte del reino de las tinieblas al de la luz; su pago fue su sangre, y ese sacrificio en la cruz le da a Cristo todo el derecho sobre ti.
  4. La segunda verdad es que tu vida está en las manos de Cristo, por tanto, estas protegido, resguardado y custodiado; Cristo siendo Dios, es todopoderoso y tiene bajo su control todo lo que pasa en tu vida, nadie puede arrebatarte de sus manos y tampoco nada te podrá separar de su amor.

Seguramente en este último mes o año ha habido muchas situaciones que te han producido temor y hasta te han hecho sentirte ansioso y angustiado. En mi caso esta semana mi mascota me hizo pasar un susto. El problema no es sentir temor, esta es una emoción natural en el ser humano luego de la caída de Adán y Eva, el verdadero problema es que el temor gobierne tu mente, decisiones, acciones y relaciones, y en lugar de vivir la vida abundante que Cristo te puede dar, estés sometido por el temor.

Considera y cree estas dos verdades: que tu vida le pertenece a Cristo y que estas resguardado en sus manos.

Esto significa que todo lo que te sucede esta detalladamente controlado por Él, pasa el filtro del propósito de Dios en tu vida, y es resultado de su amor por ti.

Como nadie te puede arrebatar de su mano, nada te puede suceder sin su consentimiento, por eso puedes estar seguro de que cuentas con su ayuda y protección en medio de cualquier situación que vivas.

No hay razón para temer porque somos ovejas de Cristo, nuestras vidas están en sus manos y su amor define cada detalle de nuestra existencia.



Publicado por Ministerio UMCD - Lengua de Señas

Reflexiones Cristianas. Salmos 1:2 "Sino que en la ley de Jehová está su delicia, Y en su ley medita de día y de noche."

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: