Guardémonos de las malas influencias


Haz clci sobre la imagen para que puedas ver el video de la publicación.

Marcos 8:14-21

“Habían olvidado de traer pan, y no tenían sino un pan consigo en la barca. Y él les mandó, diciendo: Mirad, guardaos de la levadura de los fariseos, y de la levadura de Herodes. Y discutían entre sí, diciendo: Es porque no trajimos pan. Y entendiéndolo Jesús, les dijo: ¿Qué discutís, porque no tenéis pan? ¿No entendéis ni comprendéis? ¿Aún tenéis endurecido vuestro corazón? ¿Teniendo ojos no veis, y teniendo oídos no oís? ¿Y no recordáis? Cuando partí los cinco panes entre cinco mil, ¿cuántas cestas llenas de los pedazos recogisteis? Y ellos dijeron: Doce. Y cuando los siete panes entre cuatro mil, ¿cuántas canastas llenas de los pedazos recogisteis? Y ellos dijeron: Siete. Y les dijo: ¿Cómo aún no entendéis?”

  1. Es necesario escuchar bien para entender bien. Jesús les pide que se cuiden de la “levadura de los fariseos” y los discípulos comenzaron a pensar en la falta de pan.
  2. La mala actitud de los fariseos podía ser contagiosa. Como todo comportamiento pecaminoso, la hipocresía y mala intención puede ser reproducida de una persona a otra.
  3. Los discípulos no solamente tenían problemas para entender las enseñanzas de Jesús, si no, también, en recordar las experiencias vividas. Habían pasado ya dos eventos en donde Jesús había multiplicado los panes y los peces, y aun así creyeron que el Señor se refería a la falta de pan.

Mucha influencia puede venir de lo que escuchamos o con quienes compartimos. Nuestra responsabilidad es saber discernir que nos edifica o no. Personas sabias y piadosas pueden ser buenas influencias. Escuchar a buenos teólogos puede ser una gran opción. Pero nada se comparará con el beneficio que Dios puede generar en nuestras vidas.

Un buen oído en la Palabra, una buena meditación de Ella, y una relación sólida con el Señor nos edifica, al tiempo que nos aleja de la influencia negativa de otros. Nosotros somos quienes decidimos que permitimos entrar en nuestra vida, por eso el Señor nos amonesta a guardarnos de “la levadura”.



Publicado por Ministerio UMCD - Lengua de Señas

Reflexiones Cristianas. Salmos 1:2 "Sino que en la ley de Jehová está su delicia, Y en su ley medita de día y de noche."

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: